El atentado a Pinochet

De la serie “Historias de Navidad”

El atentado al general Pinochet hace 20 años no habría sido un completo fracaso, es el convencimiento del médico cardiólogo del Hospital del Salvador Dr. Gustavo Van Freund.

El atentado a Pinochet
El atentado a Pinochet

El médico cardiólogo y experto internacional en cardiología forense Dr. Gustavo Van Freund, asegura que el atentado a Pinochet ocurrido el 7 de septiembre de 1986 fue un éxito y “sí terminó con la vida del dictador, sólo que, 20 años después”.

“En estudios realizados en los últimos años ha sido posible establecer una relación probable entre lesiones isquémicas del corazón y situaciones de tensión agudas” sostiene el patólogo.

Como el sentido común popular bien lo reconoce, en situaciones agudas de miedo por ejemplo, se ‘nos hiela el corazón’ ”. Esto no sería sólo una sensación, sino que de hecho en este momento es cuando se estaría ya produciendo una descompensación puntual en la actividad coronaria que ocasionaría en mayor o menor medida “las lesiones isquémicas del músculo cardíaco, que pueden conducir al infarto fatal”, sostiene el científico.

“La limosina acorazada del general -continúa el facultativo- pudo detener los proyectiles del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), no así evitar que se encendiera una bomba de tiempo, la que estalló finalmente el 10 del presente en el pecho del tirano.”

La autopsia del tejido coronario es un instrumento esencial que ayuda a establecer la antigüedad de una lesión. “En forma análoga a la investigación de sustratos geológicos en otras ciencias, como la geología o la paleoecología”– precisa el Dr. Van Freund -, “nos es posible determinar el origen de una lesión en el tiempo: El nudo necrótico en el corazón, que terminó con la vida de Augusto Pinochet Ugarte era una lesión de 20 años.”

“Rodrigo”, uno de los participantes en el mítico atentado, sostuvo en entrevista telefónica, que era una satisfacción muy grande escuchar una interpretación científica de esta índole y que “en el fondo siempre supe, que todas esas balas no rebotaron en vano en el blindado alemán del general … El estruendo fue bárbaro – un canto infernal del fierro y del humo -… es de esperar que si el susto mata, la derecha fascista lleve desde ése día su lesión isquémica en el pecho. Es lindo pensar que a lo mejor con el puro ruido acabamos con el fascismo chileno y uno a uno van a ir cayendo con un infarto”.

“Un triunfo moral del Frente, concluye, no sin humor, el ex-guerrillero.

Deja un comentario